Política de Cookies

Uso de cookies en Publiberia

Al igual que muchos sitios web, Publiberia utiliza cookies para poder ofrecer sus servicios, recabando información sobre su uso, así como para poder brindar una mejor experiencia de navegación, personalizando contenidos en función del usuario, entre otros. Su uso es legal siempre y cuando sean necesarias para el funcionamiento de la página, pero para todo lo demás, o cuando hay cookies que no podemos controlar, sobre todo la de terceros, debemos advertirle y necesitamos su consentimiento expreso.

¿Qué son las cookies y cómo funcionan?

Las cookies son pequeños ficheros de texto que se instalan en el equipo del usuario que los visita. Su funcionalidad hace posible que el sitio web “recuerde” las acciones y preferencias del usuario, por ejemplo, como el inicio de sesión, el idioma, entre otras preferencias, para que este no tenga que volver a configurarlos cuando regrese al sitio o navegue por sus páginas. También sirven para identificar problemas o fallos de seguridad, así como con fines de marketing personalizado.

¿Cómo se utilizan y qué valor tienen?

Las cookies son necesarias pero entrañan riesgos. El verdadero cuidado que hay que tener con las cookies es que no solo permiten realizar análisis estadísticos y que recibamos una mejor experiencia como usuarios, en un sitio web determinado, lo cual, como decíamos, es necesario, sino que pueden servir para describir nuestros hábitos y patrones en la Red. Es decir, al quedar almacenadas en el equipo del cliente, pueden ser comparadas y utilizadas en cualquier momento por terceros, así como para extraer información personal. Publiberia no realiza estos análisis ni recopila información sobre sus hábitos, ni confecciona perfiles ni cruza datos para obtener información personal, pero sí debemos advertirle y necesitamos que entienda estos riesgos.

¿Utilizamos otras cookies?

Sí, la informática modular así como la de código abierto, que es aquella que permite que un sitio web sea escalable, actualizado y no quede anticuada o vulnerable a nuevas amenazas de seguridad, utiliza pequeñas aplicaciones, tanto de pago como gratuitas, la mayoría desarrolladas por terceros, y lo hace con fines estadísticos o por necesidades propias de su funcionamiento. La mayoría se integran en el sitio web, aunque otras pueden requerir un consentimiento adicional, como es el uso de aplicaciones de vídeo, etc. Ejemplo, el servicio Google Analytics utiliza cookies para ayudarnos a saber cuáles son las páginas más populares de nuestro sitio, la procedencia de los visitantes, así como el tiempo medio de uso de cada página. Hay otras cookies que no dependen de nosotros, como las de las redes sociales, integradas en el sitio web y que analizan la capacidad del usuario para compartir información.

Cómo controlar o desactivar las cookies

El control de las cookies es responsabilidad del usuario. En función del navegador que utilice para visitar nuestra página, debe buscar  la opción correspondiente en el menú de Configuración o Herramientas. El mismo puede aparecer indistintamente bajo las denominaciones de “Privacidad”, “Seguridad”, Contenido en Caché”, “Protección contra rastreo”, “Recopilación y uso de datos”, entre otros. El sitio web About Cookies también facilita información de interés y actualizada sobre las cookies.

Consejos para navegar de una forma más segura

Como decíamos en el apartado anterior, la responsabilidad en el uso de las cookies es del usuario, y nuestra responsabilidad advertir de la manera más clara posible sobre su uso. Aún así, y sin hacernos responsables de sus consecuencias, desde Publiberia recomendamos en primer lugar el uso del modo privado o incógnito para navegar, lo cual garantiza que al cerrar la sesión, o el navegador, no se almacenan cookies ni el historial. Según los propios desarrolladores, este modo de navegación (por lo general en el apartado superior de la ventana), no garantiza que el historial o las cookies se almacenen en los proveedores de Internet, por lo que el modo más seguro sigue siendo limpiar manual y periódicamente tanto el historial de visitas como las cookies o cualquier otro fichero temporal almacenado en nuestro dispositivo. Ejemplo, si abrimos sesión de incógnito en nuestro ordenador y navegamos por una página, solo significa que las cookies serán borradas al finalizar nuestra sesión (es decir, cuando cerremos el navegador). Si navegando en modo incógnito, cerramos solo la pestaña donde estábamos, y abrimos otra página, la de unos  grandes almacenes, por ejemplo, de poco habrá valido el modo incógnito porque las cookies de la sesión anterior aún no han sido borradas. En realidad deberíamos abrir el modo incógnito, y por fastidioso que resulte, cerrar el navegador, volver a abrirlo y hacer otra búsqueda. Otras herramientas, en este caso para usuarios más avanzados, puede ser uso de VPNs.