BookCrossing de Aduana Vieja en Miami

El bookcrossing es una iniciativa mediante la cual se dejan libros en sitios públicos para que puedan ser “rescatados” por afortunados lectores que les dan “caza”.
 
Cada libro lleva una nota, explicando el “hallazgo” y la razón por la cual ese ejemplar ha sido “liberado”. También lleva una etiqueta con un número especial. Dicho código es único para cada libro, y si la persona que lo ha encontrado quiere avisar a otros lectores de que ha “atrapado” un libro, puede entrar si lo desea a la web www.bookcrossing.com, introducir el número, y compartir la experiencia, valorar la obra, o buscar otros libros o zonas donde también se practique el bookcrossing.
 
Aduana Vieja, que cumple este año su décimo aniversario, no devela los sitios donde serán liberados los libros, pero da pistas y avisa que podrán ser encontrados en los campos universitarios de la ciudad, en restaurantes y centros culturales de la popular Calle Ocho, en la playa, en paradas de transporte público, así como cerca del Centro Cultural de España, en Biscayne Boulevard.
 
Con un poco de suerte, durante esos tres días, libros de autores como Néstor Díaz de Villegas, Elías Miguel Muñoz, Carlos Victoria, Orlando Rossardi, Emilio Bejel, Carlos Alberto Montaner, José Triana, Ramón Alejandro o Matías Montes Huidobro, entre muchos otros, podrán ser descubiertos en el sitio menos esperado…
 
Por último, Aduana Vieja quiere animar a los lectores a continuar compartiendo los libros que encuentren, para que sigan su viaje por otras venturosas manos, como parte de esta singular iniciativa.

« Atrás