Libros bajo demanda

Qué es la impresión de libros bajo demanda


La impresión de libros bajo demanda consiste básicamente en la posibilidad de realizar pequeñas tiradas a costes similares a si hiciéramos miles de ejemplares. 

Tradicionalmente la tecnología offset implicaba que al hacer pequeñas tiradas de un libro, por ejemplo, había que asumir gastos de arranque de máquina, entre otros, que iban amortizándose según aumentaba el número de ejemplares.

Con la impresión digital bajo demanda esos costes desaparecen y es posible imprimir a costes muy cercanos a si hiciéramos una gran tirada, con el consiguiente ahorro en el desembolso final que debamos hacer. La impresión digital de libros bajo demanda es válida tanto para libros con el interior en blanco y negro o a todo color. 

Además del libro convencional, hay una amplia variedad de productos que pueden imprimirse con la tecnología bajo demanda, como catálogos, folletos, agendas, memorias, informes, entre otros, que pueden ser fácilmente modificados o puestos al día y repuestos mediante reimpresiones económicas y muy rápidas.


La personalización con dato variable


En impresión bajo demanda, se denomina dato variable a un contenido que varía de una impresión a otra en una misma tirada. El contenido puede ser tanto alfanumérico como una imagen y permite optimizar y rentabilizar la comunicación: No se trata de llegar a más clientes, sino de llegar bien a los que nos interesa.

El dato variable que normalmente conocemos y al que estamos más acostumbrados es el de las cartas o los catálogos que llegan personalizados a nuestro buzón, pero en realidad ésta es una de las grandes ventajas de la impresión de libros bajo demanda y en sentido general de la impresión digital, ya que a un coste muy razonable es posible personalizar por ejemplo la tirada completa de un libro, numerando y dedicando cada ejemplar a una persona diferente, imprimir todas las cubiertas diferentes, convirtiéndolo en una edición especial,  o sencillamente intercambiar el nombre de los personajes en una novela, haciendo también único cada libro.

En la comunicación transaccional de las empresas tiene igualmente múltiples utilidades, ya que permite aprovechar el envío de facturas, por ejemplo, para hacer llegar mensajes publicitarios diferentes cada mes.


El sector editorial y la impresión de libros bajo demanda


Los editores fueron los primeros en beneficiarse de las ventajas de la impresión o producción bajo demanda, ya que esta tecnología abarataba considerablemente la primera tirada de un libro. 

La calidad, principal terreno de batalla de la emergente impresión digital frente al offset, se reducía a una ventaja prácticamente imperceptible por el lector final.

Hoy en día las librerías están inundadas de libros hechos mediante tecnología de producción bajo demanda, sin que el lector final pueda distinguirla de la tradicional.


Otras ventajas de la impresión de libros bajo demanda


-Adiós a las grandes tiradas y las grandes inversiones iniciales: Ahora es posible imprimir la cantidad de libros que se necesitan para una primera distribución y promoción, y luego realizar reimpresiones desde precios igualmente competitivos, según las variaciones del mercado.

-Ya no hay libros descatalogados: Mediante el sistema de producción bajo demanda, las editoriales pueden mejorar la rotación de productos y disponer siempre de sus títulos; incluso rescatar aquellos libros que hace años no imprimían, por no resultarles rentables imprimir grandes cantidades. Ahora imprimen lo que necesitan mediante la impresión bajo pedido.

-Se puede llegar a editar un libro, darlo a conocer, promocionarlo e incluso venderlo antes de imprimirlo, ya que si el libro se vende, su impresión bajo demanda puede realizarse en un período de tiempo muy breve mediante lo que se denomina producción 1:1, es decir, se hace únicamente una copia de ese ejemplar.

-Ya no es necesario disponer de almacén. La reducción de costes de almacenamiento es una realidad gracias a la impresión de libros bajo demanda. El editor decide qué existencias permanentes desea mantener de un libro: 15, 20, 25 ejemplares... , o ninguno, ya que sencillamente realiza el pedido cuando vende algún ejemplar.